Presentación del libro de Leonardo Ogaz

Compartimos el texto que escribió Paulina Zary para la presentación de la obra poética de Leonardo Ogaz, que se realizó el 1 de abril de 2021. El video de la presentación lo pueden ver en este enlace:

https://www.facebook.com/182460768596397/videos/468695854358078

 

El amanecer hablará por tu risa

 

Agradezco y felicito a Leonardo y a los organizadores de este evento por la invitación a formar parte de esta celebración, el nacimiento de este nuevo poemario.

Conozco a Leonardo hace aproximadamente cinco años, en el ejercicio de la docencia, y debo contarles que conocí su obra y un poco más de Leonardo, en medio de una caótica protesta entre humo y bombas lacrimógenas, en el centro de Quito. En medio de ese escenario hostil, la poesía de Leonardo abrió un paréntesis que me alejó por un momento de ese lugar y me permitió una conversación llena de sensaciones con las voces poéticas de un Leonardo creador, expresiones capaces de conmover, de generar una vibración diferente, así fue el encuentro con su poesía. Poco tiempo después, nacería su primer poemario, “Marzo es un pez”.

Yo soy una admiradora del arte, de la literatura, sobre todo de la poesía, y considero que los poetas son esos seres que, dotados de una especial magia, logran dar esa forma precisa a las palabras en ese inefable encuentro con la belleza, con la profundidad de las emociones y los sentimientos, con ese especial detalle que logra sobrecoger las fibras del lector.

Estos elementos están presentes en “El amanecer hablará por tu risa” libro que nos invita a transitar por intrincados espacios donde habita, por ejemplo, el infaltable motivo del amor que en sus diferentes manifestaciones se torna liviano, esperanzador, aventurero y al final, dulcifica todo el peso que implica el ingente concepto del amor y así, de pronto:

Cuando nada

había ocurrido

durante algunos días

de pronto emergió

como del fondo del mar

un acontecimiento extraordinario,

entre ramas de olivo

se dibujó tu sonrisa.

 

Y como acoplándose a las húmedas realidades quiteñas de marzo, una voz poética se abre paso y nos revela que:

Si las lluvias

ya no me saben

a tristeza

es por ti.

 

Otro espacio es el que nos permite palpar las transformaciones del exilio y la nostalgia de un Leonardo que a través de su creación nos manifiesta que:

 

“…la patria no solo era la hermosa cordillera blanca

o la imponente montaña nevada de Santiago

nuestra patria era la humildad de los humildes

con eso crecieron junto al dolor y al desgarro

las nuevas alegrías, los nuevos bailes (y sin duda un Leonardo con)

un corazón más ancho, más grande, más noble (con la capacidad de ver)

los horizontes más amplios,

las escalas y medidas más amplias, más bellas.

 

Su poesía inteligente nos lleva también por los caminos de una sutil sátira que nos muestra una realidad muy actual al retratar a los intelectuales posmodernos y sus visiones y acciones progresistas o en el

 

Homenaje a Narciso (que nos cuestiona para la reflexión):

¿Quién es capaz de resistir un espejo?

 

Y hasta el tema político, que desde mi experiencia resulta áspero, engañoso e incoherente, se vuelve menos amargo en la voz de la poesía de Leonardo, aunque sea triste la realidad que expresa porque:

Y así el último caudillo de la oligarquía

resultó ser el penúltimo.

 

Es admirable como Leonardo metaforiza, le pone el color de la poesía a momentos históricos como en Crónica sobre los sucesos del 21 de enero del 2000 en el Reino de Quito, al dolor o la nostalgia, a la ternura, al amor o a sus deseos políticos.

 

Enfatizo en aquellos poemas que Xavier con acierto llama epigramáticos, poemas que en su cortedad lo dicen todo, manifiestan la totalidad de un mensaje único, que no necesita decir más… pues provoca un efecto catártico, esperanzador porque:

 

Mientras un atisbo de ternura

se muestre en tu sonrisa

no todo será abandono

 

Y pues, solo me queda agradecer y compartir, para finalizar mi intervención, la invitación con la que inicia “El amanecer hablará por tu risa”:

 

Vamos…

 pueden

surgir hermosas

estrellas esta noche.

 Y mañana,

el amanecer hablará por tu risa.

 

 

–Paulina Zary

Compartir esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email